Clínica dental Dr. Sánchez González

¿Ya tiene dientes? Entonces hay que cepillar

En todas las facetas de la vida, lo que aprendemos durante la niñez, influirá decisivamente en nuestro futuro. El cuidado de nuestros dientes, así como los hábitos de higiene oral, no son una excepción.

HIGIENE

Desde que nacen los primeros dientes, es necesario limpiarlos con una gasa húmeda después de cada toma. Según vayan saliendo los dientes, iremos adaptando el cepillo en función de las necesidades del niño, teniendo en cuenta su edad e intentando hacer del cepillado algo divertido.

El cepillado debe ser realizado por los padres hasta que ellos sean capaces de cepillarse bien por sí solos. Ayuda situarse detrás del niño frente al espejo, inclinando su cabeza hacia atrás, para que no sólo nosotros nos aseguremos de estar haciéndolo bien, sino de que ellos se den cuenta de cómo lo realizamos.

Es conveniente seguir un orden para limpiar todos los dientes por todas sus caras sin olvidar ninguna parte de la boca.

Deberían usar pasta de dientes y colutorios, una vez nos aseguremos de que no los ingieren.

¿Ya tiene dientes? Entonces hay que cepillar

TÉCNICAS DE CEPILLADO

Empezaremos limpiando la superficie masticatoria de las muelas con movimientos de atrás hacia adelante.

Para limpiar la superficie externa e interna de los dientes, colocamos el cepillo con un ángulo de 45º en dirección a la línea media de las encías. Haremos movimientos suaves y breves de vaivén desde la encía hacia el resto del diente. Lo repetiremos en los dientes posteriores y anteriores, así  como en los superiores  e inferiores. Por último hay que terminar cepillando la lengua.

Debemos cepillarnos tres veces al día durante 2 minutos, dando especial importancia al cepillado de antes de ir a dormir.

DIETA

Es otra de las causas más importantes de problemas dentales en los niños. 

No debemos abusar de alimentos ricos en azúcar (refrescos, chucherías, bollería...), procurando limitar su consumo y evitar usarlos como premio.

Otra tendencia errónea es la de dar a nuestros hijos alimentos blandos, como bollería industrial. La consistencia de los alimentos debe ser sólida, fomentando de esta manera la masticación. Así se desarrollarán los maxilares de manera fisiológica, evitando futuros problemas.

CONSEJOS

1. Sabemos que cuando nacen, su cavidad oral está libre de gérmenes productores de caries. Éstos se adquieren posteriormente de su entorno más cercano. Casi siempre de la madres a través de los besos o compartiendo la cuchara. Por eso es tan importante la higiene oral de los padres.

2. Debemos retirar el chupete antes de los 3 años, pues está demostrado que este hábito puede causar malformaciones de los maxilares y alteraciones en las funciones orales.

3. Evitar los zumos azucarados y la bollería industrial y sustituirlos por fruta y los bocadillos de toda la vida.

4. Acudir al dentista cada seis meses desde que le salgan los primeros dientes, pues aunque no necesite ningún tratamiento, es vital que el niño coja confianza con su dentista para que en el futuro no le genere estrés y poder prevenir futuras patologías.

Nuestra experiencia nos hace ver demasiados niños con caries a muy temprana edad, y una de las causas más frecuentes es la falta de control por parte de los padres en el cepillado de los hijos. Debemos esforzarnos ahora, pues en un futuro nuestros hijos nos lo agradecerán.

Clínica en Fuenlabrada

  Calle de las Navas 2,
Fuenlabrada, 28944, (Madrid)

  91 690 65 48

Clínica en Villaviciosa

  Calle del Abrevadero 12,
Villaviciosa de Odón, 28670, (Madrid)

  91 616 33 11