Clínica dental Dr. Sánchez González

Stop piercings orales

Los piercing orales son una moda peligrosa que puede causar graves problemas en la boca del paciente. Algunas de esas complicaciones son las siguientes:

1.- Puede favorecer que se acumule en esa zona la placa dental.

2.- Inflamación de la zona donde se ha colocado y/o sangrado.

3.- Daños en las encías y el esmalte. El roce del piercing en las encías o contra los dientes puede provocar recesión gingival, lesiones, llagas y erosiones en el esmalte.

4.- Alteración del gusto y del proceso del habla, dificultad para masticar y salivación excesiva.

5.- Aumenta el riesgo de infecciones. En la boca están presentes numerosas bacterias y la presencia de un piercing facilita el desarrollo de una posible infección.

6.- Posibilidad de fracturas. Es más frecuente de lo que puede parecer al producirse el choque del piercing con los dientes.

7.- Problemas de halitosis al no permitir realizar una higiene bucal completa o porque el propio piercing acumula bacterias.

8.- Ingestión accidental al soltarse.

Si estas advertencias no te convencen y aún así quieres ponerte un piercing oral o si ya lo tienes, te damos unos consejos para minimizar los riesgos:

1.- Utiliza enjuague bucal después de cada comida para mantenerlo limpio y prevenir infecciones.

2.- Comprueba el estado del piercing ya que del uso puede soltarse provocando daños en la zona donde lo lleves puesto.

3.- Evita en la medida de lo posible el choque de éste con los dientes y no juegues a mordisquearlo.

La decisión es tuya pero si aprecias tu salud bucodental piénsalo dos veces antes de ponerte un piercing.

 

 

Clínica en Fuenlabrada

  Calle de las Navas 2,
Fuenlabrada, 28944, (Madrid)

  91 690 65 48

Clínica en Villaviciosa

  Calle del Abrevadero 12,
Villaviciosa de Odón, 28670, (Madrid)

  91 616 33 11