Clínica dental Dr. Sánchez González

¿Puedo ponerme ortodoncia?

Vamos a intentar resolver las principales dudas que surgen al pensar en la ortodoncia.

¿QUÉ ES? Es la rama de la odontología que se ocupa de prevenir, diagnosticar y corregir las malposiciones de los dientes y las discrepancias en los maxilares.

¿QUIÉN puede o debe ponerse ortodoncia? En términos gegnerales, todos somos susceptibles de recibir tratamiento ortodóncico.

¿CUÁNDO? Lo ideal es tratar los problemas de oclusión lo antes posible entre la infancia y la adolescencia según el tipo de problema, pero ésto no impide que cualquier paciente adulto pueda corregir la posición de los dientes en cualquier momento.

Cuando el problema es exclusivamente la mala alineación de los dientes, lo ideal es empezar cuando se haya completado el recambio, hacia los 12 años. Si la mala alineación se complementa con problemas de discrepancias en los maxilares, el tratamiento se empieza antes, para aprovechar el crecimiento del paciente para desarrollar los maxilares según nos interese (8-12 años). Algunos casos se tratan incluso antes, sobre los 6 años, cuando comienza el recambio y aparecen los primeros problemas de erupción por falta de espacio, por ejemplo.

Por todo esto es muy difícil generalizar. Cada problema tiene su momento ideal para ser tratado, por lo que es recomendable acudir al ortodoncista sobre los 6 años.

¿CÓMO tratamos las maloclusiones? Según el tipo de problema, la aparatología cambia. En términos generales, la ortodoncia puede ser fija o removible. La removible (se puede quitar) se utiliza generalmente en niños, sobre todo para corregir problemas de discrepancias óseas. La fija va pegada sobre los dientes (como los brackets) y se utliza, sobre todo, para colocar los dientes, aunque también existen aparatos fijos para tratar discrepancias óseas y removibles utilizados para colocar dientes. 

Los brackets los hay distintos, según el material y sistema. En términos generales pueden ser metálicos o estéticos, convencionales o de autoligado y baja fricción, aunque hay muchísimos tipos.

La tendencia actual en adultos, y cada vez más en niños, es el uso de la ortodoncia invisible, que es un tipo de ortodoncia removible que minimiza las molestias al mover los dientes, reduciendo también los molestos roces que provocan los brackets y por supuesto con mucha estética, además de hacer más fácil el mantenimiento de una correcta higiene.

Una vez terminado el tratamiento, es necesario el uso de retenedores para mantener los resultados obtenidos.También pueden ser fijos o removibles y es recomendable usarlos por lo menos durante dos años tras el tratamiento.

Clínica en Fuenlabrada

  Calle de las Navas 2,
Fuenlabrada, 28944, (Madrid)

  91 690 65 48

Clínica en Villaviciosa

  Calle del Abrevadero 12,
Villaviciosa de Odón, 28670, (Madrid)

  91 616 33 11