Clínica dental Dr. Sánchez González

Mitos sobre los brackets

A día de hoy todavía es habitual encontrarnos con personas que tienen creencias falsas sobre los brackets. Lo importante es no dejarse llevar por estos mitos e informarse adecuadamente.

Hoy recopilamos algunos de ellos:

DUELEN MUCHO. Ésta es la pregunta más frecuente de nuestros pacientes. No es cierto que se sienta dolor a lo largo de todo el tratamiento. Al colocarlos no se siente ninguna molestia, sin embargo hay que pasar un periodo de adaptación (entre 2 y 7 días) durante los cuales es normal sentir presión en los dientes y dolor si se mastican alimentos duros, por eso se recomienda una dieta blanda durante esos días. Las molestias se suelen repetir en cada cambio de arco o cuando se active algún dispositivo ortodóntico. Al principio también puede rozarnos el interior de las mejillas, en cuyo caso recurriremos a la cera de ortodoncia para evitar esas molestias.

NO PODRÉ HABLAR. Al comenzar el tratamiento es posible que sientas cierta torpeza en la articulación de algunas palabras, pero como decimos, todo procedimiento ortodóntico requiere un periodo de adaptación, durante el cual el paciente se acostrumbra a masticar y a pronunciar perfectamente.

ES UN TRATAMIENTO MUY LARGO. Antes de comenzar el tratamiento hay que hacer un estudio para trazar un plan de tratamiento específico para cada paciente y para calcular un tiempo aproximado, sin embargo, factores como la edad, la gravedad de la maloclusión o la salud periodontal influirán en el tiempo que dura el tratamiento. Las maloclusiones leves se pueden solventar en 12 meses y las graves pueden necesitar 24.

LOS BRACKETS DAÑAN MIS DIENTES. Éste es uno de los bulos más extendidos y es completamente falso. Ningún sistema de ortodoncia daña o debilita los dientes. Sí es cierto que dificulta en cierta medida la limpieza bucal en casa, por eso hay que mantener una rutina de higiene muy exhaustiva.

LA ORTODONCIA ES MUY CARA. Los precios de la ortodoncia varían mucho dependiendo del tipo de ortodoncia que realicemos (brackets metálicos, estéticos, linguales, de zafiro...), todo depende de a qué le des prioridad, si al precio o a la estética. Además la mayoría de las clínicas tienen planes de financiación para poder pagarlo cómodamente.

NO PODRÉ COMER. Como ya hemos comentado, al principio es recomendable llevar una dieta blanda y es cierto que es conveniente evitar algunos alimentos durante todo el tratamiento (frutos secos, chicles, comidas pegajosas...), sin embargo el resto de los alimentos se pueden comer sin problema, manteniendo los hábitos de higiene necesarios. Tampoco significa que los alimentos "restringidos" no se puedan comer, pero es recomendable para no acortar el periodo de vida útil de los brackets y aumentar las visitas al ortodoncista.

CON BRACKETS NO SE PUEDE BESAR. Puede resultar un poco "extraño" al principio pero los brackets tienen la fijación y el diseño para adherirse perfectamente a los dientes, por lo que es muy difícil que dificulten el acto de besar. ¡Claro que se puede besar con brackets!

Nuestra recomendación es que no te obsesiones con estos mitos. Una vez finalizado el tratamiento, los beneficios para tu salud bucodental durarán toda la vida.

 

Clínica en Fuenlabrada

  Calle de las Navas 2,
Fuenlabrada, 28944, (Madrid)

  91 690 65 48

Clínica en Villaviciosa

  Calle del Abrevadero 12,
Villaviciosa de Odón, 28670, (Madrid)

  91 616 33 11